Páginas vistas en total

viernes, 25 de julio de 2014

A cien años de los cuadros del subteniente alemán Otto Dix





Hace cien años, el pintor Otto Dix de 23 años, marchaba orgulloso por las calles de Dresde en Alemania, luciendo el uniforme de subteniente del ejército alemán, con su máuser al hombro  y vitoreado por la muchedumbre henchida de patrioterismo  que despedía a sus  soldados que en pocos semanas se esperaba derrotarían a sus eterno  enemigos de la época, Francia, Inglaterra y sus aliados. Comenzaba  la Primera Guerra Mundial.

Otto Dix era egresado de la escuela de pintura de Dresde y no olvido llevar al frente suficientes carboncillos, papel, pintura y pinceles con los que pensaba reflejar las rápidas victorias de su país en la conflagración y se brindó desde el primer momento a servir en la primera línea en los lugares más peligrosos.

                          
                                                     
Pero lo que vio y sintió fue muy diferente a sus sueños de gloria. Sobrevivió a las batallas, sus compañeros de armas lo eran por días antes de ser destrozados por la metralla o acribillados por las ametralladoras en las cargas de bayonetas. Perdió todo entusiasmo por la aventura y se le solía ver concentrado elaborando sus bocetos de cuadros entre el fango de las trincheras y el hedor de los cadáveres. Nunca más fue el mismo. Sus obras recuerdan a las pesadillas de Goya y escenas de muerte y guerra que le tocó vivir al artista  en la España.de principios del siglo XIX.

El régimen fascista provocó otra guerra mundial veinte años después y necesitaba una glorificación de la barbarie que llevara a otra generación alemana al matadero y los cuadros de Otto Dix  eran inapropiadas para Hitler. Muchos fueron quemados y el mismo autor sufrió prisión. Al final de la Segunda Guerra Mundial, con 50 años, fue enrolado obligatoriamenteen el ejércit nazi pero  terminó prisionero del ejército francés por poco tiempo.  Murió en 1969 e  incursionó  también en las corrientes de las  vanguardias artísticas



martes, 22 de julio de 2014

La memoria histórica no se ha perdido en las redes sociales




A veces leemos mensajes y post en las redes sociales que impresionan por su banalidad como  por ejemplo la gran repercusión de la exhibición de un seno de Lady Gaga en Twitter donde su pezón y adornos fue contemplado y comentado por millones de seguidores. Pero también otros acontecimientos habla bien del sentido de la memoria histórica de los millones de navegantes de la Red, gran parte estadunidenses.


Se trata de un selfie (autofoto)  realizado por la  joven norteamericana  Brenna Mitchell en el campo de concentración  de Auschwitz,  en la que se la ve sonriendo entre los barracones por lo que pasaron más de un millón de prisioneros  que fueron asesinados en ese lugar.

El tuit es del 20 de junio, pero hasta el pasado domingo 20 de julio no se hizo viral en la red. El asunto llegó a ser trending topic en Estados Unidos e hizo que Brenna tuviera que cambiar la configuración de su cuenta a privado, para que nadie la insultara más. Aun así, su mensaje fue retuiteado 2.500 veces y fue marcado 1.400 veces como favorito.

Mitchell para explicarse  aseguró en Twitter que conocía los terribles hechos que tuvieron lugar en Auschwitz, y  que lo supo  por su padre recientemente fallecido, con el que quería ir a visitar el campo. De ahí justificó su cara sonriente, porque por fin cumplía el sueño de su progenitor. Una explicación que solo ha hecho aumentar la ira de muchos usuarios de Twitter.

Evidentemente la memoria histórica no se ha perdido en las redes sociales, aunque es de esperar no tengan que pasar setenta años para que igual reacción se manifiesten ante los escombros  de la franja de Gaza y Cisjordania, 

Con información de Yahoo. JWC.

lunes, 21 de julio de 2014

Marcada por la tragedia de los dos vuelos de Malaysia Arlines



 
Ella es víctimas de tanto odio y violencia de nuestra época. Su desgracia  es  una de la más conocida. porque Intan Maizura es bella y está muy  presente en las redes sociales, aquí les dejo su historia.

"Perdí a mi marido en el vuelo MH370 y ahora he perdido a mis amigos en el MH17". Esta joven no ha tardado en mandar mensajes de condolencia a los familiares". Con esta frase, Intan Maizura ha dejado impactados a todos sus seguidores de Twitter. Esta joven malasia, azafata de Malaysia Airlines ha revivido los tristes sentimientos que le acompañan desde el pasado mes de marzo, cuando desapareció el avión en el que viajaba su marido.

Esta joven es muy activa en las redes sociales desde que desapareció su marido. En estos meses ha colgado múltiples imágenes en su perfil de Instagram donde se ve a sus hijos pidiendo que les ayuden a buscar a su papá.

"¿Puede alguien, por favor, ayudarle a encontrar a su papá que iba en el avión MH370? Por favor, póngase en contacto con nosotros, no sabemos si está vivo o muerto. También hay otras 238 personas que iban  en el mismo avión incluyendo a bebés y mujeres", escribe en este perfil junto a una imagen de su marido con su niño.
Tomado de Yahoo