Páginas vistas en total

lunes, 27 de octubre de 2014

Un peligro que acecha






Claudia Fonseca Sosa

El virus de la viruela llegó a provocar 400 000 muertes anuales en Europa en el siglo XVIII.Cuando finalizó la Primera Guerra Mun­dial en 1918, el mundo ya libraba otra batalla. Poco antes había estallado la llamada gripe española, una pandemia que acabó con la vida del triple de los 17 millones de soldados y civiles que fallecieron durante esa contienda bélica.

Fue la crisis sanitaria más grave de la historia de la humanidad, que obligó a los países a repensar la necesidad de acciones colectivas contra las enfermedades infecciosas.

Ahora el mundo afronta una compleja si­tuación debido al virus del ébola, que ya ha causado alrededor de 4 000 muertes en África occidental. De acuerdo con la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mar­garet Chan, esta epidemia de­mues­tra que “estamos mal preparados para responder a una emergencia sanitaria severa”.

“El mundo está mal preparado para respon­der a cualquier emergencia sanitaria sostenida”, aseveró la experta en un dis­cur­so­ leí­do por un funcionario del organismo internacional durante la reunión del Comité de la Región Pacífico Occidental de la OMS en Manila.

Chan insistió esta semana en que esta afirmación no se refiere exclusivamente a la epidemia de ébola, sino a cualquier otra de la misma magnitud.

Recordó que ya en el año 2009, con la gripe H1N1, la OMS pudo determinar que el planeta no está preparado para ofrecer una respuesta adecuada y definió el actual brote del virus del ébola como la mayor emergencia sanitaria de nuestra era.

La funcionaria puso énfasis en que parte del problema inicial de cómo ha evolucionado esta enfermedad —contra la cual aún no existe medicamento alguno— recae en el hecho de que los países donde surgió (Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona) son pobres y cuentan con unos sistemas de salud muy precarios.

 “El brote (de ébola) demuestra los peligros de las crecientes desigualdades sociales y económicas en el mundo. Los ricos obtienen el mejor tratamiento. A los pobres se les deja morir”, denunció.

PANDEMIAS EN LA HISTORIA

Si bien el actual brote de ébola ha activado las alarmas en todo el mundo, otras enfermedades a lo largo de la historia han sido tan o más severas.

La primera gran pandemia de la que se tiene conocimiento es la peste de la guerra del Pelo­poneso. Esta se originó en el año 430 a.C., aproximadamente, y provocó la muerte de 30 000 ciudadanos atenienses (por lo que también se le llama como la peste de Ate­nas). Los cuerpos de los enfermos eran apilados e incinerados en grupos de cientos.

Fue registrada por el historiador Tucídides y se supone que el virus habría llegado en los barcos del puerto de El Pireo, luego de originarse en Etiopía, arrasando buena parte de Egipto y Libia.

La plaga de Antonina surgió en el año 165 d.C., cuando un grupo de soldados romanos que volvían de Mesopotamia y el Medio Orien­te contagiados por lo que se cree sería viruela o sarampión, llegaron a Roma para expandirla. Esta plaga fue la que terminó con la vida del emperador romano Marco Aurelio y de otras 5 000 personas.

En las costas del Mediterráneo, entre los años 541 y 542, tuvo lugar la primera expansión de la peste bubónica. La plaga de Jus­tiniano se encargó de diezmar a los habitantes de Cons­tantinopla, alcanzando un pico de 10 000 muer­­tes por semana. Se estima que tuvo su origen en el Alto Egipto y que con el comercio logró llegar a la capital Bizantina.

La temible peste negra—otra variante de la peste bubónica— se hizo con la vida de más de 25 millones de personas en Europa entre los años 1348 y 1350; mientras que la gran peste española o La cucaracha— un virus de influenza— llegó a contagiar a mil millones de personas en todo el mundo en 1918.

Por otra parte, la expansión del virus causante de la viruela (Variola major) llegó a provocar 400 000 muertes anuales entre los europeos a finales del siglo XVIII. Se cree, además, que este fue uno de los responsables de la desaparición de los aztecas y los incas, entre los que alcanzó una letalidad del 90 %.

RIESGOS LATENTE

Aún con el desarrollo de la ciencia y la técnica, en la actualidad algunas enfermedades virales continúan causando más muertes que los conflictos armados, el hambre y la pobreza.

Este es el caso del virus de la gripe o influenza, que surge de forma estacional y es capaz de provocar entre 250 000 y 500 000 muertes al año. En ocasiones sus variantes se cruzan entre animales y humanos, como sucedió con la AH1N1, conocida como gripe aviar, que llevó a la OMS a declarar el nivel de pandemia en junio del 2009.

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida o VIH/sida es la sexta causa de muerte a nivel global, solo por detrás de las dolencias respiratorias entre las enfermedades infecciosas más letales. Entre 1990 y 2010 las muertes provocadas por esta enfermedad crecieron un 127 % en el mundo desarrollado y un 439 % en los países del llamado tercer mundo.

Según la OMS, anualmente mueren 780 000 personas como consecuencia de la hepatitis B crónica— que conduce infección en el hígado que puede derivar en una cirrosis o en cáncer— y actualmente la sufren unos 240 millones de personas.

Igualmente, se calcula que cada año fallecen 760 000 personas debido a enfermedades diarreicas agudas y que estas constituyen la segunda causa de muerte entre los me­nores de cinco años.

Cada año entre 350 000 y 500 000 personas mueren por la infección del virus de la hepatitis C, que puede desembocar en cirrosis o en cáncer y que afecta a 130-150 millones de pacientes en el mundo.

El virus del sarampión causa al año unas 122 000 muertes, lo que supone 330 muertes al día.
El virus de la rabia transmitido por los perros y otros mamíferos mata cada año a 55 000 personas, sobre todo en Asia y África. Está extendido por más de 150 países y el 40 % de los afectados son niños menores de 15 años.

La fiebre amarilla (o vómito negro) infecta a unas 200 000 personas cada año y mata a 30 000. Es un virus endémico de las regiones tropicales de África y Sudamérica, donde tiene al alcance a una población próxima a los 900 millones de personas.

En tanto, el dengue amenaza a la mitad de la población del planeta. La OMS estima que se producen al año entre 50 y cien millones de infecciones. Su incidencia ha aumentado dramáticamente en los últimos años debido a que el calentamiento global está favoreciendo su dispersión.

A pesar de este escenario, las grandes potencias mundiales siguen gastando billones de dólares en armamentos y otros renglones no vitales. Con solo una fracción de esos recursos y  una mayor voluntad política, el mun­do podría estar mucho mejor preparado para enfrentar los verdaderos retos de la humanidad en el siglo XXI.

Tomado del blog Una Especie  en Peligro.

sábado, 25 de octubre de 2014

Del pin pon al amor en tiempos del ébola



Jorge Wejebe Cobo




Los inmensos salones ceremoniales de la Ciudad prohibida en el centro de Beijing, cobraron su antiguo esplendor de la época en que los Emperadores chinos la habitaban. Centenares de camareros se afanaban en servir las mesas redondas giratorias que permitían a los comensales, con solo moverlas acceder a los numerosos platos elaborados de acuerdo a milenarias recetas de la casa real y dispuestos de acuerdo a un estricto protocolo, que solo por esta ocasión permitió incluir en el festín el champán californiano, aportado por los invitados y traído en un avión desde los EEUU en tiempo record con un alarde de tecnología para poner un sello occidental a la fastuosidad del banquete.
Por primera y única vez el presidente  chino Mao Tse Tung y su primer ministro Chu En Lai compartieron la mesa con el mandatario estadounidense Richard Nixon, quien demostró habilidades para manejar los palitos chinos para regocijos de sus anfitriones. Era la noche del 21 de febrero de 1972 y  la llamada  política del pin pon alcanzaba su punto culminante.
Dos años antes  se inició una saga de intercambios de los  equipos de tenis de mesa (pin pon) entre EEUU y China promovidas probablemente de manera casual entre atletas de ambos países que  allanaron el camino a la normalización de las relaciones con una etapa previa de encuentros que paso rápidamente de la confraternización deportiva a los encuentros entre altos funcionarios de las dos naciones que culminó con la visita del entonces presidente  estadounidense Richard Nixon al gigante asiático entre el 21 y el 28 de febrero de 1972.
Washington emprendió el camino de las transacciones con su viejo enemigo, que para la época era ya una potencia atómica con serias contradicciones  políticas e  ideológicas con la URSS, en medio de la etapa final de la Guerra de Viet Nam, de lo cual los estadounidenses calcularon sacar ventajas. 
De todas formas EEUU fue derrotado en Viet Nam en 1975, la URSS desapareció y hoy China es la potencia económica que suplantará a Estados Unidos en su liderazgo económico mundial. Pero para 1972 el éxito de la  llamada política del pin pon demostró como doctrina, que Washington solo se sentaría en la mesa de las negociaciones y haría concesiones ante sus grandes adversarios la URSS y China en una lógica fundamentada en la disuasión de las armas atómicas  que caracterizó el precario equilibrio en que vivió la humanidad durante la Guerra Fría.

lunes, 20 de octubre de 2014

INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE CUBANO RAÚL CASTRO RUZ, EN LA CUMBRE EXTRAORDINARIA DEL ALBA-TCP SOBRE EL ÉBOLA.




Estimados Jefes de Estado y de Gobierno y Jefes de Delegaciones:

Excelentísimo Señor David Nabarro, enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas:

Excelentísima Señora Clarisse Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud:

Excelentísimo Señor Didacus Jules, director general de la Organización de Estados del Caribe Oriental:

Les damos la más calurosa bienvenida a nuestro país con motivo de celebrarse la Cumbre Extraordinaria del ALBA sobre el Ébola, convocada a iniciativa del Presidente Maduro.
Compañeras y compañeros:

Una terrible epidemia se propaga hoy sobre los hermanos pueblos de África y nos amenaza a todos. El Ébola ha dejado un saldo elevado de casos diagnosticados y fallecidos en varios países, incluyendo dos naciones ubicadas fuera de ese continente.

Constituye un inmenso reto para la humanidad, que debe enfrentarse con la más absoluta urgencia. Se requieren acciones de la comunidad internacional en su conjunto, bajo la conducción de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y la Misión de las Naciones Unidas para el Enfrentamiento de Emergencia al Ébola.

Como parte del crisol de las culturas latinoamericanas y caribeñas, por las venas de “Nuestra América” corre sangre africana, aportada por quienes lucharon por la independencia y contribuyeron a crear la riqueza de muchos de nuestros países y de otros, incluyendo los Estados Unidos.

África y Cuba están unidas por entrañables lazos. Más de 76 mil colaboradores cubanos han prestado sus servicios de salud en 39 países. Se han formado 3 392 médicos provenientes de 45 naciones, de manera totalmente gratuita.

En la actualidad, más de 4 mil cooperantes cubanos de la salud laboran en 32 países africanos y como explicará nuestro Ministro de Salud Pública, se incorporan todos al esfuerzo preventivo contra el ébola.

El pasado primero de octubre, respondiendo a la solicitud realizada por la Directora General de la Organización Mundial de la Salud, doctora Margaret Chan, y el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, señor Ban Ki-moon, una brigada médica especializada de Cuba viajó a Sierra Leona para participar en el enfrentamiento a esta epidemia y mañana martes 21 de octubre partirán rumbo a Liberia y Guinea otras dos brigadas, cuyas avanzadas ya se encuentran en ambos países.

Editorial de The New York Times: La impresionante contribución de Cuba en la lucha contra el Ébola


sábado, 18 de octubre de 2014

Kerry elogia a Cuba por el envío de personal médico a África para hacer frente al ébola y Fidel ofrece colaborar con EEUU en la lucha contra la epidemia


El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha elogiado este viernes el envío por parte de Cuba de más de un centenar de médicos y enfermeros a África para ayudar a combatir el ébola, en un discurso en el que ha repasado el esfuerzo de numerosos países.

"Estamos viendo naciones grandes y pequeñas dando un paso adelante de forma sorprendente para hacer una contribución en primera línea", ha afirmado Kerry, haciendo referencia a la ayuda que han ofrecido varios países a los países más afectados.

"Cuba, un país con sólo 11 millones de personas, ha enviado más de 165 profesionales de la salud y planea enviar casi 300 más", ha elogiado el secretario de Estado, que también ha recordado la aportación realizada por otros países como Reino Unido, Francia o Timor Oriental.

Por otra parte Fidel ofreció a Estados Unidos la colaboración de Cuba en la lucha contra el ébola en un artículo divulgado hoy donde elogia el "ejemplo de solidaridad" de los sanitarios de la isla enviados a África para combatir la epidemia.

"Gustosamente cooperaremos con el personal norteamericano en esa tarea, y no en búsqueda de la paz entre los dos Estados que han sido adversarios durante tantos años, sino en cualquier caso, por la Paz para el Mundo, un objetivo que puede y debe intentarse." Escribe el líder cubano en un artículo divulgado hoy y titulado "La hora del deber"

Con información de CubaDebate y Europas Press


Notas sobre Lesbia Vent Dumois



Lesbia Vent Dumois. Se entrega plenamente en susobras, en el cuidado extremo en las exposiciones de sus colegas, no por casualidad recibió el Premio Nacional de Curaduría, en su intensa labor en la Casa de las Américas, y en una cálida atención a quien se le acerca, ya sea como amigo, público, periodista, etc. 


Realiza estudios de pintura, dibujo, escultura, litografía y pedagogía. En el año 1961 es miembro fundador de la Asociación Internacional de Artistas Plásticos (AIAP) y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).
Exposiciones personales y colectivas
En los años 1958 y 1960 en la I y II Bienal Interamericana de Pintura y Grabado. Museo Nacional de Artes Plásticas, México D.F. (México).
         Muestras de sus obras.

Ratifican pena de muerte por presunta blasfemia a Asia Bibi, una mujer católica en Pakistán, cuando intentaba compartir un vaso de agua con islámicos extremistas




La Alta Corte de Lahore confirmó este jueves 16 de octubre, tras una audiencia que duró varias horas, la sentencia pena de muerte para Asia Bibi, madre cristiana de 5 hijos procesada por blasfemia y desde hace 5 años encarcelada y amenazada de muerte.
 
En 2010, Asia Bibi, madre de cuatro hijos, se convirtió en la primera mujer en ser condenada a muerte en virtud de la controvertida ley que penaliza la blasfemia en Pakistán. Presuntamente, la mujer hizo comentarios despectivos sobre el islam después de que sus vecinos pusieran objeciones a que bebiera agua de su vaso porque no era musulmana

En los últimos meses el caso de Asia Bibi ha pasado 5 veces por tribunales, en citas luego aplazadas o inconclusas.