Páginas vistas en total

domingo, 23 de noviembre de 2014

1964 en Brasil: un golpe de la clase conservadora con uso del poder militar





Nota.

Quizás para algunos, especialmente jóvenes vinculados a las redes, el golpe de estado contra en Brasil ocurrido hace cincuenta años y que abrió una etapa de casi veinte años de dictaduras militares en América Latina, no sea conocido en todos sus aspectos. Ahora que en La Habana se realiza una semana de recordación del hecho les dejo el presente artículo tomado de  http://leonardoboff.wordpress.com/2014/04/06/1964-en-brasil-un-golpe-de-la-clase-conservadora-con-uso-del-poder-militar/

JWC

El 50 aniversario del golpe militar, por la violencia que implicó, ahora debidamente aclarada por la Comisión Nacional de la Verdad, no puede dejar indiferente a ningún ciudadano honesto. Importa señalar claramente que el asalto al poder fue un crimen contra la constitución y una usurpación de la soberanía popular, fuente del derecho en un Estado democrático. El primer Acto Institucional del 9/4/1964 negó este principio de la soberanía popular al declarar que “la revolución victoriosa como Poder Constituyente se legitima por sí misma”. Ningún poder se legitima por sí mismo; lo hacen solo los dictadores, que pisotean cualquier derecho. El golpe militar configuró la ocupación violenta de todos los aparatos del Estado para, desde ellos, montar un orden regido por actos institucionales, por la represión y por el Estado de terror.

Bastaba sospechar que alguien era subversivo para ser considerado como tal. Incluso detenidos y secuestrados por equivocación, como inocentes campesinos, fueron maltratados y torturados. Muchos no resistieron y su muerte equivale a un asesinato. No debemos dejar en el olvido a los 246 campesinos muertos o desaparecidos entre 1964-1979. Y ahora se está descubriendo la eliminación de muchos indígenas, considerados una traba para el crecimiento económico. Sobre algunos de ellos fueron lanzadas bombas de napalm.

Lo que los militares cometieron fue un crimen de lesa patria. Alegan que se trataba de un estado de guerra, una parte queriendo imponer el comunismo y la otra defendiendo el orden democrático. Esta alegación no se sostiene. El comunismo nunca representó entre nosotros una amenaza real pues cualquier manifestación en este sentido fue brutalmente reprimida, no sin el apoyo de la CIA norteamericana. En la histeria del tiempo de la guerra fría, todos los que querían reformas en la perspectiva de los históricamente condenados y ofendidos –las grandes mayorías obreras y campesinas– eran pronto tachados de comunistas y de marxistas, aunque fuesen obispos como el insospechable  Helder Câmara.

Contra ellos no solo había vigilancia, sino para muchas persecuciones, prisión, interrogatorio humillante, el pau-de-arara feroz, los ahogamientos desesperantes. Los “suicidios” alegados malamente camuflaban el puro y simple asesinato. En nombre del combate contra el peligro comunista, se asumió la práctica comunista-estalinista de la brutalización de los detenidos. En algunos casos se incorporó el método nazi de incinerar cadáveres como admitió el ex-agente del Dops de São Paulo, Cláudio Guerra.

sábado, 22 de noviembre de 2014

El poder del Gobierno Invisible




Nada menos que 36 años después, la CIA sigue inconmovible en el ominoso secreto que oculta el crimen de Dallas


Este 22 de noviembre se cumplen 51 años del asesinato de John F. Kennedy.

la información  exigida por el Comité Selecto del Congreso (HSCA), cuando al in­vestigar el magnicidio llegó a la con­­clusión de que hubo más de un asesino.

A pesar de que ese resultado convertía el crimen en una temible cons­piración, escuché al entonces subdirector de la CIA, Frank Carlucci, negarse en el último periodo de sesiones del comité, el 11 de diciembre de 1978, “a permitir el acceso a una serie de documentos secretos, pues vienen de fuentes altamente sensitivas que deben ser protegidas”.

Ante las evidencias halladas, se conminó por el HSCA a continuar investigando. Pero Carlucci dijo que se “ha dado acceso al Comité a mu­chos secretos sabiendo que (los se­cretos) serán conservados mientras la historia completa no pueda ser dicha”.

Nada menos que 36 años después, la CIA sigue inconmovible en el ominoso secreto que oculta el crimen de Dallas, aunque esa investigación oficial del Congreso reveló la imposibilidad de que Lee Harvey Oswald, el supuesto autor del asesinato, hubiese tirado él solo las cuatro balas que se ad­mite fueron disparadas en menos de cinco segundos. Otras muchas evidencias han reclamado atención.

Pero algunos de los implicados materiales e intelectuales, aún están vivos y aferrados al Complejo Militar Industrial y Congresional, es decir, al llamado Gobierno Invisible.

David Sánchez  Morales, el Indio, el asesino preferido de la CIA, es según propia confesión uno de los principales implicados. Fue reclutado para la inteligencia del ejército en el batallón 82 aerotransportado en 1946, en Alemania, al final de la  Segunda Guerra Mundial. Luego in­gresó en la CIA, fundada por el presidente Harry Tru­man mayormente para  operar  contra gobiernos no afines, tras la súbita muerte del presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt en abril de 1945.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Inician búsqueda de los restos de Federico García Lorca



Una pala excavadora de la Consejería andaluza de Fomento y Vivienda ha iniciado a primera hora de este martes la retirada de tierra en el entorno del Peñón del Colorado, en el término de Alfacar (Granada), donde el investigador Miguel Caballero sitúa la posible fosa del poeta Federico García Lorca.

El coordinador arqueológico del proyecto, Javier Navarro, ha informado de que estas tareas, en la que se removerán unos 600 metros cúbicos de tierra en una superficie aproximada de 300 metros cuadrados, se iniciaron sobre las 9.00 horas de este martes y que prevén prolongarse durante los próximos tres o cuatro días.

Aunque la intervención con la pala excavadora ha arrancado este martes, Navarro ha detallado que este pasado domingo el equipo técnico ya intervino en la zona con el uso de un georradar para confirmar las evidencias de dos anomalías de posibles enterramientos comunes en el terreno que habían sido detectadas meses antes.

En la madrugada del 19 al 20 de agosto de aquel 1936 Lorca junto con el maestro José Dióscoro y dos detenidos fue conducido a una cuneta del camino de Alfacar, ante un viejo olivar, cerca de la Fuente Grande – los árabes la llamaban Aynadamar o fuente de las lágrimas-. Ahí Lorca fue fusilado junto a los otros y enterrado como tantos en una fosa común sin nombre ni cruz.

Ramón Ruiz Alonso quien  militó en el partido conservador católico “Acción Popular”, se le atribuye la denuncia y la iniciativa del arresto de García Lorca. Las causas fueron probablemente personales, pero todo es posible en aquellos día de odio. Lorca fue acusado de ser un espía soviético al servicio de Moscú.

Con información de CubaSÍ  y

 





Haydée: Hace falta tu voz



Por: Pedro Pablo Rodríguez
Nunca traté a Haydée Santamaría. La vi en diversas actividades de la Casa de las Américas y en alguna visita a la Universidad de La Habana. Desde entonces conocí más de una anécdota acerca de su persona, de su carácter. Tuve --y tengo, sobre todo -- la imagen proyectada por ella sobre el pueblo cubano, no solo la de la heroína del Moncada, sino la idea de la mujer inteligente y sensible, justiciera siempre, enemiga de los privilegios, las vanidades, el egoísmo. La que, más que una dirigente, aún es vista como un símbolo de la Revolución Cubana por encima de cualquier cargo, como Celia y como Che. La que todos respetamos, amamos y quisiéramos ahora a nuestro lado con su cubanía plena y popular, con la finura y elegancia espiritual que brotan natural y espontáneamente, y que se enriquecen y embellecen más cuando la vida se dedica a servir y se es original, autentico, y, por tanto, verdadero.

Martiana por encima de todo, forjada y sostenida por el Maestro a lo largo de su azarosa existencia sometida a pruebas difíciles, que la moldearon sin endurecerla ni encerrarla en el dolor, Haydée Santamaría es la Revolución Cubana por la que todavía bregamos, la de la dignidad y el decoro, la de la eticidad, la pureza y el perfeccionamiento humano, la revolución que no podemos poner de rodillas nunca, como nos ha enseñado Fidel.

Esa mujer tan especial en su sencillez es la que nos llega en este libro que ponemos a circular hoy gracias a las ediciones Ojalá, y que resulta no un ejemplar de lujo, pero sí algo bello que incita al disfrute de la lectura, como debe ser el arte del libro.

El cuidado editorial de Camilo Pérez Casal ha sabido unirse al diseño interior de Natalí Velázquez García y Marla Albo Quintana para encontrar un cuidadoso y a la vez funcional manejo del espacio mediante el uso ponderado de los  blancos, la tipografía escogida, las sobrias letras capitulares, las fotos de Haydée seleccionadas (¡qué maravilla esa de ella de espaldas en la página 145 para comunicarnos su alma!). El tino editorial se completa con el diseño de cubierta y la composición de Julio Maldonado Mourelle, quien ha dado muestra de talento artístico y de amor hacia Haydée al escoger para la cubierta la pieza de Léster Álvarez Meno titulada En el bosque un flamboyán. ¿Acaso no es Haydée ese llamativo y colorido flamboyán dentro de la floresta revolucionaria?  En fin, que este es sin dudas el libro de y para Haydée. O al menos yo lo siento así y por eso lo agradezco.

La Red en Defensa de la Humanidad y el MINCULT recuerdan el 50 aniversario del golpe de estado en Brasil


Marcas en la memoria es el proyecto de actividades culturales que entre el 21 y sábado 29 se recordará en La Habana el comienzo de una de las primeras dictaduras militares en América Latina, con el golpe militar contra el Presidente Brasileño Joa Goulart el 31 de marzo de 1964, punto inicial  de una época de  más de 10 años de dictaduras de acuerdo con la doctrina de Seguridad Nacional de EEUU,  para impedir se produjera una nueva Cuba en la región.

Muestras de documentales, filmes, conversatorios, conciertos de trovadores se realizarán en el Multicine Infanta, en la Sala Fresa y Chocolate del ICAIC,  y la Universidad de la Habana que contarán con  la participación de intelectuales  brasileños miembros  de la Red en Defensa de la Humanidad.  

Contigo pan y cebolla de las tablas a la gran pantalla


Por: Diana Ferreiro

Juan Carlos Cremata es, al mismo tiempo, un hombre de teatro y cine. Pero tal pareciera que la teatralidad que acompaña incluso a su figura, se colara deliberadamente dentro de su obra cinematográfica, llevándolo a rodar textos escritos para las tablas como El premio flaco, 

Chamaco y su más reciente producción, Contigo pan y cebolla, sexto filme de su carrera.

El texto, del dramaturgo y Premio Nacional de Teatro Héctor Quintero, se ha convertido en un clásico del costumbrismo teatral, y narra las peripecias de una familia habanera en la década de los cincuenta del pasado siglo, la lucha de una madre por sostener a su familia y por mantener las apariencias. Es un retrato de la cotidianidad y las vicisitudes de la convivencia familiar.

El elenco de la película estuvo formado por Alina Rodríguez, Enrique Molina y Alicia Bus­ta­mante, en los roles principales, y contó además con las actuaciones de Edith Massola, Carlos Solar y Osvaldo Doimeadiós, junto a Natalia Tápanez y Leoni Torres, quienes realizaron su debut cinematográfico en este filme.

Alina Rodríguez, quien había interpretado el personaje de Lala Fundora para el teatro y la televisión, aseguró que en la versión cinematográfica no existían grandes diferencias, pues 

“Cremata trató de respetar los textos y la esencia de los personajes, aunque por supuesto, hay algunos cambios”.

Solidaridad por los 43 normalistas de Ayotzinapa llegó a la 15 entrega del Grammy Latino, este jueves en Las Vegas.


La agrupación puertoriqueña Calle 13 aprovechó su participación en la gala del Grammy Latino para solidarizarse con México por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Residente, vocalista de la agrupación portó una camiseta en la que se leía "Ayotzinapa faltan 43".

"Ayotzinapa somos todos, no podemos dejar que esto siga sucediendo en estos tiempos, ¡qué viva México", dijo el cantante tras su presentación.

En rueda de prensa tras recibir el premio Residente dijo que los organizadores de los Grammy le pidieron que no hablara del caso Ayotzinapa, pero que decidió hacerlo porque "sería irresponsable no hacerlo".

"El mensaje debe ser la responsabilidad de cualquier artista, es una irresponsabilidad de que no nos hayan dicho que no habláramos sobre ello, lo que pasó fue un desastre que no puede quedar impune lo de Ayotzinapa, no es que yo sea político, pero no te puedes callar, es algo de derechos humanos, todos los artistas deberían de hacerlo", dijo el cantante.

La cantante Lila Downs ganó Grammy Latino a Mejor Álbum Folklórico, el cual dedicó a México por el momento difícil que pasa tras la desaparición de 43 jóvenes de la normal de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero.

“Quiero dedicar este premio a mi país que está muy lastimado, así como Venezuela. Son momentos difíciles para nosotros pero sabemos que saldremos adelante si nos unimos y buscamos la justicia”, expresó la cantautora mexicana al recibir el galardón.

La Arrolladora Banda Limón también habló sobre los normalistas tras su presentación en la gala.

“Estamos con las oraciones de las personas que están sufriendo el evento de Ayotzinapa, me quito el sombrero por el hecho como lo hizo Espinoza Paz, toda la gente necesita paz, igualdad y justicia, es difícil todo lo que se vive”, dijo el cantante de la Arrolladora Banda Limón, Jorge Medina.

El equipo que integran Enrique Iglesias, Descemer Bueno y Gente de Zona, acapararon el mayor número de premios en la pre ceremonia de la decimoquinta edición de los Grammy Latino, una gala celebrada en Las Vegas en la que los asistentes honraron al difunto guitarrista español Paco de Lucía.


El español Iglesias y los cubanos, se alzaron con el gramófono dorado de mejor interpretación urbana y mejor canción urbana por el tema “Bailando”. Esta interpretación también obtuvo el trofeo de la mejor canción del año.

Con información de EFE