Páginas vistas en total

viernes, 12 de febrero de 2016

La herencia de Tomás Estrada Palma, 113 años después

Jorge Wejebe Cobo
  
   El 10 de diciembre de 1903 se encontraba fondeado en la bahía de Guantánamo, en Cuba,   el acorazado Kearsarge al mando del  contralmirante   William Barker, quien vestía  traje de gala en su puente de mando. La nave,  junto a otras unidades  de la marina estadounidense, estaba por iniciar con salvas de artillería el acto de recibimiento de manos del jefe de Obras Públicas de Santiago de Cuba -único cubano presente en la ceremonia-,  de terrenos aledaños para la construcción de una base naval y carbonera.

  

En la Habana, el primer presidente de la república Don Tomás Estrada Palma, al parecer cuidó las formas y no envió a figuras importantes  a la ceremonia  oficial  en la cual se cercenaban  117,6 kilómetros cuadrados, que desde ese momento pasaban a ser territorio gobernado  por EE.UU., ya  que no eran pocos los patriotas dentro del propio gobierno espurio opuestos a esa sumisión al vecino poderoso.
  
Presidido por el  Kearsarge, el acto fue consecuencia   de la Enmienda Platt, iniciativa del senador norteamericano  Orville H. Platt  y adicionada a la Constitución de  la llamada República de Cuba promulgada  el 20 de mayo de 1902 y que obligaba a las nuevas autoridades  a reconocer el derecho de Estados Unidos a intervenir cuando lo considere necesario en las cuestiones internas del país.
   
También exigía ceder  para bases navales o carboneras de los puertos de Cienfuegos, Bahía Honda, Guantánamo y Nipe y hasta la bahía de La Habana.
  
 La base en sus inicios

No obstante,  muchos patriotas que lucharon por la independencia se opusieron a la concesión de cuatro bases navales y en las negociaciones  pudieron deducirlas a dos, Guantánamo y Bahía Honda,  aunque esta última no se llegó a establecer.
  
El 16 de febrero fue firmado el convenio para el arrendamiento  de territorios de Guantánamo y Bahía Honda -aunque esta última no se llegó a establecer-, por el presidente Estrada Palma y ratificado por su homólogo estadounidense, Theodore Roosevelt, el  23 de febrero de 1903.
   

jueves, 11 de febrero de 2016

El patriarca Kirill en Cuba y valoraciones sobre la agenda de su encuentro con el Papa Francisco


El patriarca de Moscú y  de toda las Rusia, Kirill, ya se encuentra en Cuba y fue recibido por el Presidente cubano Raúl Castro en el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana, donde mañana se reunirá con el Papa Francisco.

Los principales medios internacionales  reflejan que el contexto de la reunión entre ambos jerarcas se realizará en un muy difícil marco de las relaciones entre Rusia y Occidente, en el que tanto la Unión Europea como Estados Unidos han atacado a Rusia por su participación directa con bombardeos a posiciones terroristas en Siria en apoyo  al gobierno de Bashar al Assad.

Además  se refieren  que el encuentro  se centrará más en asuntos de orden ecuménico y espiritual, asi como sobre las persecuciones contra los cristianos en el mundo, de acuerdo a declaraciones hechas en ese sentido por Hilarion, metropolitano de Volokolamsk y jefe de Relaciones Exteriores de la IOR, al anunciar el encuentro.

No se descarta que también se hablará sobre temas de la situación mundial, como la lucha contra el yihadismo, en la que Rusia está directamente involucrada, tanto en su intervención en Siria como en el constante combate a los fundamentalistas chechenos.

En este sentido se incorporan a los análisis los hechos de que el  El Papa nunca ha apoyado los bombardeos contra el grupo yihadista, pese a las amenazas vertidas por este contra el Vaticano, mientras que el Patriarca ruso no ha dudado en calificar los ataques rusos en Siria de “guerra defensiva” y “justa”.

El aspecto histórico del encuentro entre el Patriarca Kiril y  el Papa Francisco  también hará ver, según entendidos, “que el cristianismo puede tener una sola voz en cuanto a la defensa de los suyos que están siendo masacrados en Oriente Próximo”

JWC.

La Iglesia Ortodoxa rusa durante la Gran Guerra Patria

 Sacerdotes bendiciendo a tropas soviéticas durante la guerra
 Por Jorge Wejebe Cobo 

El 8 de mayo de 1945 se celebraba en Moscú el Desfile por la Victoria contra el Fascismo y Stalin presidió una gran recepción en los salones del Kremlin para todas las delegaciones extranjeras invitadas y a la prensa.

Entre los invitados especiales con los que el jefe de estado brindó por la victoria, resaltaban monarcas de la Iglesia Ortodoxa Rusa, algunos exhibiendo sobre sus sotanas  condecoraciones estatales por su servicio durante la contienda, lo que resaltaba con sus tradicionales largas barbas y los hábitos de la orden  orladas de dorado.  

Era conocido que Stalin en el pasado reprimió a la iglesia con extrema dureza, incluyendo a no pocos sacerdotes que fueron muertos o detenidos bajo reales o falsas acusaciones de oponerse al nuevo sistema, pero la agresión fascista del 22 de junio de 1941 trastocaría esa situación.

Los nazis a medida que se adentraban en territorio soviético esperaban tener como aliados naturales a los “Popes”, o curas ortodoxos en las aldeas y ciudades  de quienes  pensaban llamarían a sus feligreses a unirse a los invasores contra el comunismo, ya que consideraban  que conservarían el antagonismo al poder soviético ateo.
 Cuadro dentro de la corriente del   "realismo socialista" probablemente de la época de la guerra

Pero quedaron frustrados cuando en muchas ocasiones desde las iglesias semi destruidas o algunas cerradas desde el inicio de la Revolución, los clérigos emulaban con los comisarios políticos y dirigentes comunistas  en exhortar  al pueblo a tomar las armas contra el invasor.

Era el llamado a defender “la sagrada tierra rusa” lo que unía al pueblo por encima de ideologías y creencias, algo que se repetíó casi 150 años después de la resistencia rusa a la invasión napoleónica, que supuestamente venía a liberar a los campesinos rusos del vasallaje de la autocracia  zarista.

En el peor momento para la URSS  en el duro invierno de 1941, con  las divisiones alemanas  a las puertas de Moscú, las iglesias  redoblaron las campanas llamando al combate y los sacerdotes bendecían a los soldados antes de partir al campo de batalla.

Esa realidad hizo que posteriormente  Stalin se reuniera con los metropolitas Serguéi Starogorodski, Alexéi Simanski y Nikolái Yarushévich en el Kremlin para restablecer el Santo Sínodo de Moscú y el patriarcado. Además se le permitió asistir dentro del ejército como capellanes a sus feligreses y bendecir a las banderas de combates de las unidades.

También la Iglesia colaboró con el gobierno soviético haciendo colectas de dinero para la fabricación de armas, tanques, cañones, etcétera. Clérigos combatieron contra el enemigo y  muchos ofrendaron sus vidas heroicamente junto a comunistas y creyentes.



Llegará a Cuba Patriarca de Moscú y de Toda Rusia



Santidad Kirill, Patriarca de Moscú y de Toda Rusia, llegará a Cuba este jueves 11 de febrero en visita oficial.
Durante su estancia el Patriarca de Moscú y de Toda Rusia sostendrá conversaciones oficiales con el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y desarrollará otras actividades como parte de su programa oficial, destaca el sitio digital Cubaminrex.cu
Igualmente y como ha sido anunciado en un Comunicado conjunto de la Santa Sede y el Patriarcado de Moscú, Su Santidad el Patriarca Kirill de Moscú y Toda Rusia y Su Santidad el Papa Francisco, sostendrán un encuentro el próximo 12 de febrero en La Habana.
Desde 1989 hasta 2009 fue Presidente de la Sección de Relaciones Eclesiásticas Externas y miembro permanente del Santo Sínodo, y el 27 de enero de 2009 el Concilio de la Iglesia Ortodoxa Rusa lo eligió como Patriarca de Moscú y toda Rusia.

El patriarca Kirill, quien es autor de más de dos mil publicaciones en la prensa rusa y extranjera, ha merecido condecoraciones estatales de numerosas naciones del mundo, trabaja en la esfera de las relaciones entre las iglesias ortodoxas y desarrolla el diálogo con la Iglesia Católica Romana.

 De Cubadebate

Aprende a escuchar a los demás, sus criterios también son válidos



 Por María Elena Balán Sainz

    Ser un buen interlocutor no siempre resulta fácil para algunos, que al tomar la palabra se aferran a ella y dejan poco margen para quienes participan  en el diálogo.
    
Muchas veces no dejamos que los demás expongan sus puntos de vista en reuniones en nuestro centro laboral o de estudios y nos oponemos agresivamente a cualquier cosa que digan, olvidando así una importante norma de convivencia social.
    
Resulta imprescindible interesarse por las ideas del interlocutor, evitar hablar tanto de sí mismo, tener poder de persuasión y si nos equivocamos en lo que estamos tratando, admitirlo inmediatamente.
     
Aprender a escuchar a las otras personas, por más que no estemos de acuerdo con lo que ellas dicen, tiene que ser una de las cuestiones básicas de nuestro desenvolvimiento cotidiano.
       
Aquel que es buen oyente sobresale sobre los demás. Es que, además de escuchar y dejar hablar a los otros, demuestra que posee la capacidad para saber tolerar las críticas y las voces discordantes.
       
Por eso, cuando le toca dar su opinión, lo hace sin ser agresivo y exponiendo claramente sus ideas. Quien sabe hablar también sabe escuchar y viceversa. 
      
A veces es necesario defender nuestro punto de vista,  pero en tales casos resulta necesario aprender a hacerlo con destreza y con buenos modales, sin ofensas, ni lenguaje soez.
     
También deberá corregirse esa forma de hablar a velocidad de vértigo, pues el oído y la mente de quien oye tiene que acompasar el paso. Casi todos nos hemos visto en situaciones donde hay personas con ideas tan vertiginosas que la lengua se esfuerza por traducirlas y quien padece es quien escucha.
      
No es atractiva tampoco una voz monótona que no enriquece ni hace verosímil la exposición, más bien aburre y promueve bostezos, de ahí que lo ideal sea hablar modulando entonación y volumen, con gestos y  pausas dosificadas, provocando mayor atención y expectativa hacia lo que continúa.
       
Todo parte del respeto, del entendimiento y de la serenidad mental. Saber oír y dejar hablar a los demás correctamente constituye un claro síntoma de madurez mental, intelectual y afectiva.
       
Solo aquel que está preparado, sabe aceptar a los demás, incluso sus prejuicios, exageraciones y otras cosas que mucha gente no toleraría.
      
Por eso es fundamental el hecho de aprender a escuchar, controlar los silencios, permitir que la otra persona se exprese, y estar atentos a sus gestos y planteamientos.
       
Siguen teniendo plena vigencia las palabras del escritor William Shakespeare cuando dijo:  “La conversación debe ser agradable sin vulgaridades, ingeniosa sin cursilería, libre sin indecencias, culta sin egocentrismos, sorprendente sin falsedades”.

     
Cuando lo hayamos logrado, será una señal de que tendremos un elemento a nuestro favor para el desarrollo de las relaciones interpersonales. 

miércoles, 10 de febrero de 2016

Los paraguas de Cherburgo

Por: Miguel Torres
  
Este filme francés de 1964, “Les parapluies de Cherbourg”, significó toda una nueva visión del cine musical. Dirigido por Jacques Demy y con el debut en el cine de una actriz que tenía entonces solamente 20 años: Catherine Deneuve. La música novedosa y extraordinaria es de Michel Legrand que también sería una leyenda del cine y de la música en Francia, en Europa y después en todo el mundo.

Hagamos una síntesis de la época. Todavía el gran musical de Hollywood estaba en su esplendor. No obstante, Los Paraguas de Cherburgo se impuso a otros grandes filmes para ganar la Palma de Oro en 1964.

Jacques Demy se empeñó en hacer este musical a todo color, donde la belleza del ambiente se corresponde con la música en una historia de amor. En este filme Demy incursiona en un género que transita por una delgada línea donde se separa el arte un poco ingenuo o naif del tono melodramático.
La película introduce en el cine la inmensa novedad de hacer los diálogos “cantados”. Fue la primera experiencia en el cine de esta especie de ópera popular. Hoy en día este filme se considera un clásico indiscutible, para muchos críticos es también un filme de “culto”. Su diferencia con el gran musical norteamericano es que aquí no hay presencia del baile o de la coreografía, que hicieron clásicos como “Cantando bajo la lluvia”.

martes, 9 de febrero de 2016

Quizás se vayan del aire la Radio y la TV Martí



Funcionarios de la Junta de Gobernadores de Transmisiones (BBG) de Estados Unidos anunciaron este martes 9 de febrero  que posiblemente  se creará  una entidad privada conocida como “entidad no federal en idioma español”, para realizar las funciones de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), que administra Radio y Televisión Martí,.

Un periodista de Radio y TV Martí, que pidió no ser identificado, confesó  que él y sus colegas temían “perder los beneficios federales” con una eventual “privatización de las operaciones”, según el Miami Herald en su sitio digital.

En una conferencia de prensa telefónica, el director ejecutivo de BBG – John F. Lansing – dijo que el cambio está encaminado principalmente a ahorros en los costos de operación e incrementar la “flexibilización” de la organización.

Las operaciones de transmisiones a Cuba fue   establecida inicialmente bajo la administración del presidente Ronald Reagan en la década de 1980 para "erosionar al gobierno de Fidel Castro, a través de información diferente a los medios cubanos controlados por el régimen en La Habana.”

Pero  en los posteriores 30 años, ni las ondas de radio ni de TV, incorporadas posteriormente, justificaron esas esperanzas, y  se convirtieron en fuentes adicionales de problemas entre los dos países, al violar las transmisiones los derechos del espacio del éter consagrados a la Isla por instituciones internacionales.

Los  promotores de las mencionadas emisiones se inspiraronde  em las emisiones  de  Radio Europa Libre  del gobierno estadounidenses en la década de 1950, dirigidas al entonces Campo Socialista y la URSS y que coaduyvó a la exitosa “Guerra Cultural” de la CIA y las administraciones de la Casa Blanca de la época contra el llamado "socialismo real  en esos países.

Además de la ineficacia demostrada en el caso de Cuba de esa estrategia, es evidente que la época en que era la radio y la TV eran  las principales vías de las naciones para estar conectados con el mundo exterior quedó atrás,

 Y aunque INTERNET está lejos de llegar a cada hogar cubano, el acceso alternativo a sus servicios y a las redes sociales se desarrolla de manera exponencial por la  vía del llamado “paquete”, forma artesanal por medio de  memorias  extraíbles, discos externos, al que acceden la población a los productos de la red, así como la telefonía celular, y el incremento de las conexiones al sistema wifi,, desarrollada por el estado en la Isla demuestran  que es muy poco lo que no conocen los cubanos sobre lo que suceden fuera de sus fronteras.  

Después del 17 de diciembre de 2014, con el cambio de táctica hacia Cuba,  es de esperar que en materia de  propaganda e información,  los  EEUU actualice su doctrina y se  libren de métodos obsoletos,  aligeren el presupuesto  y  dediquen los gastos  a  incrementar  el personal y los recursos para hacer su política de "influencia cultural" principalmente desde su embajada en La Habana en vivo y en directo  con la sociedad cubana actual.
JWC